¿Aún no utilizas el Recruitment Marketing?

El Recruitment Marketing, aunque pueda no ser un término demasiado familiar, se ha convertido en los últimos años en la pieza clave a la hora de atraer talento a las empresas. No solo por lo efectivo que resulta, si no porque simplifica enormemente el proceso tanto para los recruiters como para los candidatos. Y es que, hoy en día, un recruiter que no utilice estas técnicas en su entorno perderá una gran cantidad de oportunidades y candidatos.

Los objetivos del Recruitment Marketing

El Recruitment Marketing es el proceso que nos permite nutrir de talento a nuestra empresa, y para conseguir el éxito en este área se persiguen una serie de objetivos imprescindibles. Objetivos que requerirán, de forma imprescindible una serie de estrategias para ser alcanzados. ¿No sabes cuáles son estas metas? ¡Te las enseñamos!

  • Incentivar el interés en tu compañía
  • Conseguir que los candidatos potenciales se interesen por los puestos que ofertas
  • Hacer que los candidatos te consideren como su futuro empleador
  • Lograr que esos candidatos den el paso y apliquen a esos puestos

Un mercado laboral exigente

Por supuesto, estos objetivos y las estrategias que se siguen para alcanzarlos no salen de la nada. Y es que en un mercado laboral como el actual, donde la demanda de personal cualificado y con talento son mayores que la oferta del mismo, una compañía no se puede conformar con las técnicas que se vienen usando durante años.

Frente a esta demanda tan alta, los candidatos han comenzado a tratar a las compañías como productos. Y, a la hora de elegir una u otra, las comparan como lo harían con algo que van a comprar. Por eso mismo es clave conseguir que los candidatos se interesen por nosotros por encima de la competencia.

Estrategias de Recruitment Marketing

Para lograr esto es imprescindible tener un plan y saber como llevarlo a cabo. Y es que no se puede simplemente esperar a que nuestros procesos de selección mejoren “porque sí”. Al contrario, si no se busca de forma activa mejorar, es posible que incluso nos encontremos con peores resultados.

Employer Branding

A raíz de esta situación los departamentos de Recursos Humanos han evolucionado, desarrollando ciertas técnicas y estrategias para conseguir sobresalir del mar de demandantes de talento. Algunas más simples y obvias y otras más complejas y lentas, pero también más efectivas. La más conocida es, sin duda, el Employer Branding.

Seguro que conoces de sobra esta técnica. Siguiendo la línea del márketing tradicional, se busca conseguir que tu compañía se vea como algo más que simplemente “un lugar donde trabajar”. Se busca que los candidatos vean tu compañía como EL sitio para trabajar, ese lugar que les cambiará la vida. Para ello es muy importante dar a conocer varios elementos entre los que se incluye como se trabaja en tu compañía, la cercanía que haya dentro del lugar de trabajo y la facilidad con la que aplicar a los puestos.

Inbound Recruiting

El Inbound Recruiting es otro de los pilares del Recruitment Marketing. Porque mientras el Employer Branding busca (y consigue) mejorar la imagen que se tiene de nuestra compañía, el Inbound Recruiting logra atraer a los candidatos hasta los puestos ofertados. Es decir, con esta estrategia lo que se busca es que esas personas pasen a formar parte de nuestra base de datos.

Y eso se consigue al lograr que las personas con la cualificación idónea para los puestos ofertados apliquen para los puestos y nos dejen sus datos. De esta forma no solo conseguiremos empleados para las posiciones que necesitemos cubrir actualmente, si no también para las que podamos necesitar cubrir en el futuro. Para lograr esto es muy importante el contenido que subamos a redes sociales y el uso que hagamos del SEO en nuestros sitios web.

Candidate Experience

No todo es conseguir atraer candidatos que cubran las necesidades que buscamos, también hay que conseguir que se sientan queridos si queremos que se queden con nosotros. Por eso mismo es tan importante hacer que todas las etapas del recruiting estén pulidas para resultar accesibles y satisfactorias.

Esto se consigue con elementos que incluyan un feedback rápido en todos los pasos del proceso, de forma que el candidato esté informado en todo momento. Aunque también es importante lograr que las personas a las que estamos entrevistando se interesen por la empresa. Para ello son buenas opciones incluir a los candidatos en nuestras newsletter para mantenerles informados de novedades relevantes para ellos (como nuevos puestos u oportunidades de carrera).

Reclutamiento de Datos

También conocido como HR Analytics, el Reclutamiento de Datos es, en pocas palabras, el registro y medida de todo el proceso de adquisición de talento. Con herramientas que te digan cuáles son las partes más efectivas del proceso y en cuáles hay que mejorar. Cuánto tiempo nos lleva cubrir cada posición o como de bien o mal funcionan otras estrategias.

De esta forma conseguiremos no solo mejorar en las áreas que peor resultado nos den, si no no dejar ninguna parte del proceso “al azar”. Logrando así un proceso “redondo” desde el inicio hasta el final.

¿Cómo hacer que el Recruiting Marketing funcione?

Todo esto no es nada sencillo de llevar a cabo, por supuesto. Pero hay varias soluciones para conseguir tener todos estos procesos y estrategias, aunque las mejores y más efectivas son, desde luego, las plataformas como Viterbit. ¿Por qué? Porque no te volverás loco con varias herramientas muy diferentes entre sí.

También tendrás acceso a todos tus datos y estadísticas desde un solo lugar. Y, mejor aún, todo tu equipo podrá consultar lo que necesite desde el mismo lugar. Aunque, sin duda, lo mejor de este tipo de soluciones es la atención al detalle. Como, por ejemplo, la asistencia 24/7 que ofrecemos desde Viterbit. Para que tus dudas y problemas tengan solución al momento.

Imágenes: Unsplash, Pixabay y Freepik

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like