Herramientas para construir una comunidad de talento

¿Cómo crear tu talent community en 3 pasos? Consulta esta guía.

miércoles, 16 de junio de 2021 de lectura
Autor Beatriz Valdés Mariño
Beatriz Valdés Mariño

¿Sabes por qué es útil esta guía para crear tu propia talent community? Porque tener una comunidad de talento es la nueva era de las bolsas de empleo y cada vez hay más empresas que apuestan por este modelo de contratación: más eficiente, más participativo, más innovador. 

  • Reducirás los procesos de reclutamiento “reactivo” que apenas te permiten conocer a tus candidatos.
  • Promoverás una experiencia de candidato muy positiva, reconociendo su rol activo y personalizando al máximo los procesos.
  • Contarás con candidatos pasivos mucho más involucrados con tu empresa y, por tanto, más motivados para aprovechar una oportunidad de pertenecer a ella.
  • Desarrollarás procesos de selección más cortos, menos costosos y con mayores garantías de realizar contrataciones exitosas.

Pero, ¿cómo construir y mantener una comunidad de talentos activa? ¿Cómo gestionar y explotar al máximo todos sus beneficios? En esta guía respondemos estas preguntas en solo 3 pasos. 

 

No dejes de leer: “Talent Community: La nueva era de las bolsas de empleo”.

 

 

¿Cómo se crea una comunidad de talentos?

Paso 1: Añadir candidatos a tus bases de talento

 

Aunque la mayoría de los solicitantes de una oferta de empleo son contratados o rechazados por razones específicas, muchos de los candidatos que avanzan en el proceso caen en una especie de limbo que tu comunidad de talentos puede compensar. Considera añadir a tu talent community a aquellos candidatos que:

  • Su perfil, habilidades o nivel de experiencia no encaja con el puesto que solicitaron.
  • No se ajustan a ninguna de las ofertas de empleo actuales.
  • Tu empresa podría considerarlos como una buena opción si tuviera el puesto adecuado.

Antes de agregar al candidato debes informarle que, aunque no resultó seleccionado para el puesto que solicitó, te ha impresionado su perfil y la empresa está muy interesada en agregarlo a su comunidad de talentos para tenerlo en cuenta en procesos de contratación futuros. Sin embargo, asegúrate que queda claro que NO estás garantizando que será seleccionado para la próxima vacante. 

 

Por lo general, la forma habitual de adquisición de talento es a través del proceso de solicitud de empleo. Las empresas que apuestan por ir un paso más allá en la gestión del talento, tienden a incluir un formulario en el careers site para que el candidato se registre y dé su consentimiento para recibir informaciones de tu organización (tanto si es seleccionado como si no).

 

Por supuesto, aunque este es un buen sitio para atraer candidatos que se encuentran mucho más identificados con la idea de ocupar un puesto en tu empresa, el acceso a tu comunidad de talento no tiene por qué ser exclusivo de tu página de empleo. Tienes muchas opciones:

 

Suscripción de e-mail: Puedes usar un formulario en cualquier página de tu empresa. Por esta vía los candidatos pueden unirse de forma voluntaria a tu talent community y recibir informaciones por correo electrónico.  

Carta de rechazo: Siempre es difícil comunicar a un candidato que no ha resultado seleccionado. Sin embargo, compartirle la opción de sumarse a tu comunidad de talento deja una puerta abierta para ambos y le motivará a participar de procesos futuros. 

Ferias y eventos de networking: Aunque parezcan espacios más tradicionales, este tipo de eventos ofrecen la oportunidad de interactuar personalmente con los candidatos y mostrarles todos los beneficios que supone pertenecer a tu comunidad. 

Referencias de empleados: Como ya sabes, los referidos pueden ser una buena fuente de reclutamiento. Involucrar a tus empleados en la construcción del talent community de la empresa puede ayudar a atraer talentos con intereses más cercanos a la filosofía de la empresa. 

Empleados anteriores: No podemos pretender que todos los empleados de una empresa se jubilen en ella. Sin embargo, muchas compañías están apostando por los “empleados boomerang” y sus redes de contacto. La filosofía es alentarlos a que sigan su camino y dejar las puertas abiertas para que regresen cuando sea el momento indicado para retomar la relación. 

Recién graduados: Si te interesan los perfiles Junior no deberías dejar de acceder a los espacios educativos. Las charlas en universidades, los programas de formación, planes de becarios, etc, son un buen punto de partida.

Plataformas sociales: Redes sociales como Linkedin son una poderosa herramienta para nutrir tu comunidad de talento. Puedes realizar búsquedas súper avanzadas aplicando diversos filtros para dar con los candidatos que necesitas. En Viterbit hemos desarrollado una extensión para Chrome que te permitirá registrar sus datos con un solo clic. 

 

 

 

 

Portal de candidato: Ofrece una experiencia de candidato más activa y personalizada

Otra forma para construir tu comunidad de talentos es facilitando a los candidatos potenciales una vía para que expresen su interés en trabajar para la empresa sin solicitar directamente un empleo. Sin dudas, esta es una gran oportunidad para atraer talento que puedes perder porque:

  • No tienes un puesto de interés para ellos en ese momento
  • Todavía no están preparados para cambiar de empleo, pero sí consideran otras opciones.

La mayoría de las plataformas que cuentan con sistemas de seguimiento de candidatos no han desarrollado este tipo de funcionalidades, por lo que algunas empresas se apoyan en la dirección de correo electrónico de su careers site. Sin embargo, esta solución no es muy efectiva. Escribir un email de este tipo puede resultar incómodo para muchos solicitantes y, en la mayoría de los casos, sus datos no quedarán registrados en un sistema organizado. 

 

La mejor opción es incluir un formulario en la página de empleo y otros sitios de la empresa. A través de este formulario puedes otorgar un rol mucho más activo a los candidatos, quienes podrán crear su propio portal de candidato con la información que consideren relevante para ser considerados por la empresa, acceder directamente a tus ofertas de empleo y comunicar la frecuencia y el tipo de información que desea recibir.

 

 

Los datos compartidos se registran automáticamente en tu ATS, donde podrás agruparlos por grupos de talento según sus habilidades específicas, áreas profesionales de interés, experiencia, etc.  Sin lugar a dudas, esto facilitará muchísimo el trabajo de tu equipo de contratación durante los procesos de reclutamiento y selección. 

 

Además, puedes incluir filtros más recurrentes como edad, formación, historial de centros laborales, etc; o personalizar el las opciones del portal del candidato con preguntas específicas que sean de interés para la empresa. 

 

Te recomendamos: “De las killer questions al talent pool: Mejora tu reclutamiento”.

 

 

¿Cómo mantener activa tu talent community?

Paso 2: Mantén a tus candidatos comprometidos. Ofrece valor. 

 

Para que tu talent community sea más que un grupo de candidatos es imprescindible que los comprometas con tu empresa. De hecho, mientras mayor sea el compromiso de tu comunidad, mayor será su incidencia a la hora de ocupar roles futuros dentro de la empresa.

 

Así como las empresas crean estrategias para vender sus productos y servicios, los equipos de selección son responsables de posicionar la marca empleadora entre los candidatos. Para ello es importante que te centres en tres aspectos clave:

 

Segmenta tus grupos de talento: Es importante que organices a los candidatos siguiendo los criterios que te comentaba antes: habilidades, intereses por roles específicos, experiencia, etc. Esta segmentación te permitirá enfocar mucho mejor tu estrategia para “convertirlos” de candidatos pasivos a profesionales que realmente esperan una oportunidad para sumarse a tu empresa.

Conoce a tu comunidad: Es fundamental que los equipos de selección dominen qué temas son relevantes para la comunidad de talento de la empresa, qué esperan al ser parte de ella y cuál es el volumen o la frecuencia de comunicaciones que están dispuestos a recibir. Mantener informada a tu comunidad no significa convertirte en spam.

Comparte contenidos de valor: Puedes apoyarte en el equipo de marketing de tu organización para generar contenidos relevantes y centrados en la interacción con los candidatos. Esto te ayudará a establecer una relación a largo plazo y trazar objetivos medibles, líneas de mensajes, canales de difusión, formatos, etc. 

 

Algunas de las informaciones que puedes compartir son:

  • Vacantes disponibles 
  • Lanzamientos de nuevos productos u otros acontecimientos relevantes para la empresa
  • Iniciativas y logros de los empleados
  • Actividades organizadas por la empresa o en las que está participa. Puede ser ferias de empleo, charlas u otros eventos relacionados
  • Tips de superación profesional y noticias relevantes del sector (incluso si no tratan directamente sobre tu empresa)
  • Materiales que visibilicen cómo es trabajar en tu organización, testimonios de clientes, de los empleados, contenido multimedia que muestre el backstage, etc

La intención es que el candidato solicite directamente un puesto en tu empresa cuando decida hacer un cambio de trabajo. Pero involucrar a los candidatos, fidelizarlos y desarrollar tu comunidad de talento, va muy ligado a la promoción de tu marca empleadora. A fin de cuentas, es imprescindible atraer candidatos que se sientan identificados con tu misión y estén tentados a ser parte de ella. Sin una estrategia de este tipo los candidatos seguirán adelante. 

 

 

Usa la comunidad de talentos como tu principal fuente reclutamiento

 Paso 3: Monitorea todo el tiempo tu comunidad.

 

Al crear una comunidad de talentos piensa en ella como una bolsa de empleo propia, pero segmentada por diversos grupos de talento. Aunque parezca obvio, es importante que uses tu talent community como una fuente de reclutamiento de peso. 

 

La mayoría de los candidatos están acostumbrados a enviar curriculums y participar en procesos de selección para ser olvidados luego. Muchas empresas no hacen un seguimiento adecuado de sus candidatos y se centran en aumentar sus bases de talento con cada oferta de empleo que lanzan. Pero ¿de qué vale tener un volumen insostenible de candidatos? ¿Por qué no haces una revisión sistemática de tu comunidad para comprobar si hay perfiles que se adaptan al puesto?

 

Puede suceder que para ocupar un rol determinado se necesite de una certificación o habilidad específica que en algún momento fuera la causa de la descalificación de un candidato. Sin embargo, si actualiza sus datos con esta información, tu equipo de selección podría considerarlo nuevamente. A fin de cuentas, se trata de alguien en quien has invertido tiempo y esfuerzos para mantenerlo dentro de tu comunidad. 

 

No desperdicies todo el talento al que tienes acceso y, además de mantener una comunicación sistemática, revisa periódicamente tu talent community y verifica si hay candidatos cuyos perfiles se ajustan a los puestos disponibles. Esta debería ser siempre tu primera opción.

 

Si encuentras candidatos interesantes para tu oferta, compártela con ellos y sugiéreles que se postulen (dejando siempre claro que no esto no te compromete a seleccionarlo). 

 

¡Esto es todo!

 

Ofrece a los candidatos una forma vía para ser parte de tu comunidad de talentos, mantén una comunicación sistemática y aprovecha tu talent community como tu principal fuente de reclutamiento. ¡No encontrarás una bolsa de empleo que te ofrezca las mismas ventajas! 

 

Con esta guía para crear tu comunidad de talento tienes el primer paso vencido. Puedes registrarte en el software de gestión de talento de Viterbit y ver cómo funciona.

 

 

 

Beatriz Valdés Mariño

Beatriz Valdés es Content Manager en Viterbit, donde crea y diseña las estrategias de contenido de las redes sociales, blogs y newsletter de Viterbit. Cuando no está en la oficina interactuando con nuestra comunidad en línea, disfruta de un paseo por las playas de Cádiz y de un buen café. Contacta con Betty en LinkedIn  o a través de Twitter.