Oficina con varios candidatos durante un proceso de reclutamiento

Fases del reclutamiento de personal: Encuentra a los mejores candidatos

lunes, 22 de marzo de 2021 de lectura
Autor Beatriz Valdés Mariño
Beatriz Valdés Mariño

La fase de reclutamiento de personal es clave para captar nuevos talentos. Sin embargo, esta etapa suele confundirse con el proceso de selección. 

 

Para que tengas una guía que te ayude a dominar todo el proceso, te ayudamos a sistematizar qué es el reclutamiento de personal, cuáles son sus fases y en qué fuentes puedes apoyarte. 

 

¿Qué es el reclutamiento de personal?

El reclutamiento de personal es el proceso de identificar y atraer potenciales trabajadores a una empresa. Se trata de candidatos cuyo perfil responde no solo a las características del puesto que se oferta, sino también a los valores y la cultura de la organización. En muchas empresas, sobre todo en aquellas que tienen una visión estratégica de sus recursos humanos, la fase de reclutamiento es clave para la atracción de talento. 

Puede interesarte: ¿Cómo atraer y retener el mejor talento?

El reclutamiento es la fase previa a la selección de personal. Esta fase incluye un grupo de acciones para encontrar al candidato, incluyendo la publicación de ofertas en diferentes fuentes y portales de empleo. La información que se vaya obteniendo es analizada y se complementa con otras técnicas, como la realización de entrevistas, para seleccionar entre los postulantes a los futuros empleados. Es un ciclo en el que cada fase influye directamente en el resultado final. 

 

Por tanto, es de suponer que mientras mejor sea el proceso de reclutamiento, más efectivas serán las contrataciones resultantes de la selección. Es por ello que los recruiters especializados apuestan por realizar un reclutamiento planificado, que integre estrategias de employer branding y atraiga candidatos que ya se sientan identificados con la empresa. Pero, ¿cómo atraer a esos candidatos? 

 

No es descabellado decir que hay tantos tipos de reclutamiento como empresas existen. La realidad es que cada organización ajusta este proceso a sus necesidades y recursos específicos. Además, los procesos de reclutamiento están muy influenciados por la tecnología y, por tanto, evolucionan constantemente. 

 

En general, pueden clasificarse teniendo en cuenta si se enfoca la búsqueda de los futuros empleados fuera de la empresa (externo); si se apuesta por detectar talento interno que pueda asumir los puestos vacantes (interno); o una combinación de las propuestas anteriores (mixto).  También existe una clasificación para determinar los tipos y fuentes de reclutamiento que está muy ligada al uso de la tecnología, los softwares de reclutamiento y selección y las comunidades virtuales. Se trata del reclutamiento 4.0.

 

 

¿Cuáles son los pasos del reclutamiento de personal?

 

Más allá de su clasificación, los procesos de reclutamiento de personal deben atravesar una serie de fases para garantizar que las empresas realicen las contrataciones adecuadas. 

 

Análisis de las necesidades de reclutamiento de personal

Suele suceder que, al tener puestos de trabajo disponibles, la primera apuesta sea la de lanzar ofertas para reclutar nuevos candidatos. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta el talento interno del que dispones e investigues si existen empleados interesados en los roles disponibles. Quizás necesiten formaciones enfocadas en el upskilling o reskilling, pero agradecerán esta oportunidad de crecimiento profesional dentro de tu empresa. 

 

Este paso es el primero de la fase de reclutamiento y debes integrarlo a tu estrategia de gestión de talento. Una vez analizada la situación actual de los recursos humanos de tu organización te será mucho más fácil identificar las necesidades reales de reclutamiento. 

 

Reclutamiento de personal

En este punto debes definir qué tipo de reclutamiento de personal vas a implantar. ¿Lo va a gestionar la empresa o vas a externalizar el proceso contratando a otra organización especializada en reclutamiento? 

 

En cualquier caso, es fundamental que la oferta sea atractiva y resuma las características fundamentales del puesto. Es importante que el candidato entienda fácilmente qué busca la empresa y qué beneficios le reportará ser parte de su plantilla. 

 

Recepción de candidaturas

Esta es una de las fases que más influye al decidir el tipo de reclutamiento por el que se va a optar. Piensa que, al contrario de hace unos pocos años, hoy las empresas reciben currículums a escala global. Procesar cada candidatura resulta cada vez más difícil y contar con un software de reclutamiento de personal facilita el proceso. 

 

 

Las plataformas de reclutamiento y selección de personal cuentan, entre otras herramientas, con killer questions y pools de talento que ayudan a segmentar a los candidatos a través de filtros según sus habilidades y conocimientos.

 

Selección de personal

Durante la etapa de selección se escoge a las personas cuyos perfiles se ajustan mejor a las especificaciones del puesto y necesidades de la empresa. Para decidir entre los aspirantes resultantes, suele atravesarse por otras fases en las que se realizan entrevistas y pruebas psicométricas que ayudan a conocer mejor al candidato, cómo podría integrarse al equipo y se aplican también para comprobar las habilidades descritas en su currículum.

 

No pierdas de vista que es importante cuidar la comunicación con quienes no hayan resultado seleccionados finalmente. Se les debe informar del resultado final del proceso y, si la empresa tiene una visión estratégica, pasarán a formar parte de su base de talento. Al fidelizarlos, es muy probable que estos candidatos vuelvan a formar parte de futuros reclutamientos.

 

Contratación e incorporación del candidato seleccionado

La contratación es el primer resultado al que se aspira llegar en un proceso de reclutamiento de personal. Una vez se firma el contrato comienza el proceso de onboarding en la organización. 

 

No son pocas las empresas que descuidan esta fase, pero la incorporación forma parte del candidate journey y es clave para sellar la contratación. Según sea recibido y se le trasladen sus funciones, le resultará más o menos complejo obtener resultados a más corto plazo. Esto, sin lugar a dudas, es determinante para evaluar si, luego de atravesar por todas las fases del reclutamiento, tanto la empresa como el nuevo empleado, desean que este permanezca en la compañía. 

 

 

 

 

 

Beatriz Valdés Mariño

Beatriz Valdés es Content Manager en Viterbit, donde crea y diseña las estrategias de contenido de las redes sociales, blogs y newsletter de Viterbit. Cuando no está en la oficina interactuando con nuestra comunidad en línea, disfruta de un paseo por las playas de Cádiz y de un buen café. Contacta con Betty en LinkedIn  o a través de Twitter.