Portada de blog sobre coaching empresarial

Coaching empresarial: cómo aplicarlo eficientemente en tu empresa

jueves, 21 de abr de 2022

4 min de lectura

Beatriz.jpeg

Beatriz Valdés Mariño

CopyWritter

Si eres ejecutivo de una empresa probablemente te has encontrado ante una encrucijada en la toma de decisiones o te has preguntado por tu destino dentro de la organización. El coaching empresarial es una herramienta que te ayuda a responder estas y otras interrogantes.

¿Qué es el coaching empresarial?

El coaching empresarial se enfoca en el desarrollo del capital humano. No existe una única definición para este término. Sin embargo, según la Federación Internacional de Coaching (ICF):

Abarca un conjunto de acciones para el acompañamiento reflexivo y creativo de los empleados, que inspira a maximizar su potencial personal y profesional.”

Beneficios de aplicar el coaching empresarial en la empresa

En sentido general, quienes practican el coaching empresarial conocen mejor sus potencialidades y ganan en eficiencia al tomar decisiones de forma consciente. Lógicamente, estos empleados llegan a asumir roles de mucho impacto y esto repercute favorablemente en la organización.

Otros de los beneficios a los que hace alusión el ICF son:

  • Consolidación de forma rápida y eficaz de nuevas promociones o cambios de asignación
  • Fidelización del talento interno
  • Potenciación de las habilidades de las personas
  • Mayor innovación en procesos o modelos de gestión
  • Fomento de resultados desde la perspectiva de negocio

Teniendo en cuenta estas ventajas, la aplicación del coaching se presenta como una oportunidad para la empresa. Sin embargo, como cualquier modelo de gestión, su éxito depende de que se implemente correctamente.

Cinco pasos para garantizar la eficiencia del coaching empresarial

1. Define tus objetivos

Definir qué te interesa lograr con la aplicación del coaching es clave para el resto del proceso. Para hacerlo debes partir del conocimiento de la realidad de tu organización. Este paso es fundamental, pues aquí se diseñan los objetivos a mediano y largo plazo que pretendes alcanzar.

2. Selecciona a tu coach

Determinar quién te guiará (a ti y a tu empresa) por este camino de exploración y aprendizaje es primordial. Se habla continuamente de la importancia de seleccionar un coach con experiencia en este proceso, principalmente experiencia práctica. Sin embargo, es necesario que el candidato tenga sentido de pertenencia hacia tu organización y sea responsable del proyecto porque, en gran medida, estará influyendo en su devenir.

3. Propón participantes

Es importante que no existan diferencias, por lo que deben intervenir empleados con diferentes rangos. Es clave que los participantes sean conscientes de que el coaching apela al mejoramiento del clima laboral, al fomento del trabajo en equipo y al saludable desarrollo de las relaciones interpersonales en favor del éxito de la empresa.

4. Traza planes individuales

Ningún trabajador es igual a otro. Por tanto, nuestra recomendación es que se tracen proyecciones individuales enfocadas en objetivos particulares. El propio *coaching *arrojará resultados que deben aprovecharse para conocer las limitaciones de los implicados y cómo revertirlas en ganancias individuales y colectivas. La clave es identificar problemas (a nivel micro o macro) y esbozar posibles soluciones.

5. Retroaliméntate

De nada sirve implementar el coaching si no se aprovechan sus avances en el propio desarrollo del participante (trabajador y empresa). Saber qué hacer con lo que te muestra el coach está relacionado con los objetivos trazados en el primer paso.

Estrategias de coaching empresarial

Existen diferentes tipos de *coaching *(ejecutivo, de equipo, organizacional) y las estrategias para desarrollarlo se diseñan en dependencia de los problemas detectados. Entre las estrategias de coaching más recurrentes se encuentran aquellas enfocadas en:

  • Liderazgo
  • Gestión del tiempo
  • Motivación
  • Objetivos y desafíos
  • Problemas internos

Tomemos como ejemplo el primer caso: El coaching ejecutivo o de liderazgo apunta al desarrollo individual y profesional. Una buena estrategia de coaching se interesa por que el individuo se conozca a sí mismo, dentro y fuera de su rol de empleado. Esto le ayuda a entender qué rasgos de su personalidad, individual y profesional, se mueven de un espacio a otro, beneficiosa o perjudicialmente.

Todo parte del autodescubrimiento. Identificar sus valores y principios le permite determinar su proyección. Es muy importante que el empleado se sienta identificado con las políticas de la empresa para evitar un conflicto de intereses. Esto garantiza su compromiso con la organización.

Como mencionamos anteriormente, es necesario establecer objetivos para el corto, mediano y largo plazo y estos también dependen de la evaluación que el empleado haya hecho de sí mismo y de sus aspiraciones. Es recomendable que llegue a ser capaz de reconocer:

  • Fortalecimiento de la confianza en sí mismo
  • Potenciación de la agilidad y seguridad en la toma de decisiones
  • Desarrollo de habilidades sociales y emocionales
  • Fomento de sus cualidades de liderazgo
  • Resolución de conflictos
  • Organización del trabajo

Técnicas del coaching empresarial para alcanzar objetivos a corto, mediano y largo plazo

Preguntar

Un líder debe saber interrogar; ello le permite discriminar información y tomar mejores decisiones. El intercambio con el coach es una buena oportunidad para inquirir al ejecutivo y curtirlo en este ejercicio.

Escuchar

Si es sobresaliente el don de la palabra, también lo es el de la escucha. Un buen líder siempre debe atender las opiniones de sus empleados y colaboradores para tomar la mejor decisión. Ello da muestra de respeto y del valor del trabajo en equipo.

Ser empático

Considerar a los empleados como colaboradores da muestra de consideración por su trabajo. Crear los canales para una buena comunicación entre todos los miembros del equipo es fundamental para dar curso a insatisfacciones y limar asperezas.

Motivar

Incentivar a los empleados es fundamental para alcanzar las metas. No solo se debe velar por los beneficios económicos, sino también por su superación personal y profesional.

Comprometer

Un empleado identificado con la labor que realiza es un empleado comprometido. Hacerlo sentir parte del proyecto tributa a que vele por este como si fuera su líder.

Feedback

Un buen líder debe saber reconocer sus progresos, pero también sus errores. Una de las ventajas del coaching es que también trabaja en la retroalimentación. Esto último permite volver sobre las habilidades más deprimidas y explorar otras técnicas para evaluar si se repite el resultado.

Aunque algunas muestran buenos resultados, lo cierto es que no hay fórmulas exactas para gestionar el talento en las empresas. La selección de una u otra estrategia responde al tipo de organización que deseas crear.

Recuerda que el coach empresarial es una especie de facilitador del desarrollo humano, que trabaja en el empoderamiento de tus empleados y, a fin de cuentas, en el de tu propia empresa.

Los procesos de reclutamiento y selección de personal suelen ser un buen escenario para aplicar varias de las estrategias de coaching. Por eso, en Viterbit, apostamos por la implementación de este tipo de metodología y hemos desarrollado soluciones muy eficaces a nivel técnico que facilitan su implementación.

Si quieres conocer más sobre nuestras experiencias y sobre cómo una plataforma como la nuestra puede ayudarte , solicita una demo y nuestro equipo estará feliz de contactarte.

Beatriz.jpeg

Beatriz Valdés Mariño

CopyWritter

Beatriz Valdés es Head of Content en Viterbit, donde crea y diseña las estrategias de contenido, siempre acompañada de un buen café. Contacta con Betty en LinkedIn.

Temas relacionados

¡Lleva la contratación al siguiente nivel!