Analiza con un software de reclutamiento los mejores meses para la contratación de personal

Los meses de verano son clave para la contratación de personal

jueves, 15 de julio de 2021 de lectura
Autor Beatriz Valdés Mariño
Beatriz Valdés Mariño

Desde el inicio del verano la mayoría de las empresas limitan sus actividades, incluyendo la contratación de personal. En este mes la mayoría de los trabajadores se toman, al menos, dos semanas de vacaciones. Además, es una etapa en la que suelen finalizar muchos contratos temporales.

 

En general, las compañías se centran en finalizar proyectos antes de salir de vacaciones y posponen el lanzamiento de nuevas ofertas de empleo. Pero ¿es esta una estrategia de contratación eficiente?

 

En este insight te mostramos por qué deberías aprovechar el periodo vacacional para iniciar nuevos procesos de reclutamiento y selección. 

 

 

¿Cuáles son los mejores meses para contratar?

Al contrario de agosto, septiembre y octubre son considerados meses “ideales” para buscar empleo (al igual que febrero). Al regreso de sus vacaciones, las empresas se apresuran a liquidar presupuestos y cerrar proyectos antes de finalizar el año. En consecuencia, el volumen de trabajo aumenta casi de un día para otro y necesitan cubrir varios roles rápidamente. 

 

Esto es algo que los demandantes de empleo saben, por lo que también “cargan pilas” durante el verano y regresan en septiembre listos para buscar e iniciar nuevos proyectos. 

 

En teoría, al ser septiembre y octubre meses de mucha demanda de empleo, debería ser fácil cubrir estos puestos. Sin embargo, los tiempos de contratación promedio, el aumento de la carga laboral en los últimos meses del año y hasta la competencia en el mercado, ponen en riesgo la posibilidad de ocupar las vacantes inmediatamente.

 

Teniendo en cuenta que el proceso de contratación de personal comienza en la etapa de reclutamiento, nuestro consejo es que inicies la búsqueda de candidatos y la promoción de tus ofertas de empleo en los meses de julio y agosto. De este modo, iniciarás septiembre con una base de talento bien nutrida y podrás acelerar el proceso de contratación con pasos certeros.

 

Por supuesto, si ya dispones de una estrategia de contratación y te apoyas en técnicas de inbound recruiting, no te resultará difícil atraer el mejor talento. Incluso en periodo vacacional. 

 

 

¿Qué tiempo demora el proceso de contratación de personal?

No son pocas las empresas que se precipitan y agilizan la contratación para cubrir rápidamente una vacante, sin tomar en cuenta la falta de garantías para que la contratación sea exitosa a largo plazo. En cambio, como norma general los procesos de selección de personal suelen ser largos, con una búsqueda minuciosa del candidato ideal.

 

Otros factores que inciden en los tiempos de contratación son la dificultad para cubrir un puesto concreto y el sector al que pertenece la vacante. En dependencia de estas particularidades, se atraviesan más o menos etapas hasta llegar a la resolución final. 

 

En sentido general, el tiempo de contratación promedio es de 42 días, teniendo en cuenta el periodo desde que se lanza una oferta de empleo hasta que ocurre la firma del contrato. Esto sin considerar el proceso de onboarding, que es la etapa donde se sella la contratación. 

 

Te recomendamos: Fases del reclutamiento de personal: Atrae a los mejores candidatos”

 

Aunque existen muchas variables que influyen en el cálculo del tiempo de contratación, te compartimos una estimación de las diferentes etapas por las que atraviesa un proceso de contratación estándar.

  • Reclutamiento: La fase de reclutamiento depende de muchos factores; desde la disponibilidad de una base de talento hasta las particularidades del puesto que se ofrece. Solamente esta fase puede tardar, mínimo, entre 2 y 3 semanas.

Para agilizar al máximo este proceso, te recomendamos que apuestes por desarrollar tu Talent Community, una opción que funciona como si tuvieras una bolsa de empleo propia, pero con mucha menos inversión de tiempo y costos para la contratación. 

 

Puedes leer:

Talent Community: la nueva era de las bolsas de empleo

¿Sabes cómo crear tu Talent Community en 3 pasos? Guía + Herramientas

 

  • Selección de personal: Durante la selección de personal se evalúan las solicitudes para cubrir un puesto, al menos durante una semana. En esta etapa ocurren una serie de contactos directos con los candidatos a través de teléfono o email (o ambos) hasta que tiene lugar la primera entrevista. Esto ocurre, por lo general, en el transcurso de una semana desde el primer contacto.

La primera entrevista suele ser con el área de Recursos Humanos, desde donde se realiza la verificación de referencias y otros datos del postulante. En caso de que el postulante sea pre-seleccionado este proceso tendrá lugar de forma paralela a otros, como la realización de una segunda entrevista con el jefe directo. Probablemente esto ocurra un par de días después. 

  • Pruebas psicométricas: Aunque todas las empresas no realizan este tipo de pruebas, son usadas en ocasiones para aquellos roles que requieren ciertos niveles de especialización. La mayoría de las compañías ofrecen un plazo de dos días para responderlas.
  • Firma del contrato: Para la realización de este paso la mayoría de las empresas dan alrededor de una semana para que el candidato reúna los papeles que necesite. Además, incluso en las incorporaciones inmediatas, por lo general se da un plazo de hasta 15 días para el ingreso del nuevo empleado.

 

Como ves, aunque el tiempo de contratación varía en función de las particularidades de la empresa y las vacantes que ofrece, los procesos de contratación no suelen demorar menos de 5 semanas. Sobre todo si el candidato está en búsqueda activa de empleo. 

 

Por tanto, es importante que comiences la fase de reclutamiento unas semanas antes de la llegada de septiembre si no quieres que el proceso de onboarding de los nuevos empleados se estanque con la llegada de navidad. 

 

 

Productividad e incremento de la carga de trabajo durante la contratación

La mayoría de los estudios indican que agosto es el mes menos eficiente del año: específicamente un 86% de eficiencia, que implica una hora menos de productividad debido al descenso de la carga de trabajo. Esto también se refleja en la contratación de perfiles profesionales, pues la mayoría de las empresas no inician ningún proceso en este periodo. 

 

En cambio, con el retorno de las vacaciones de verano la carga laboral aumenta de forma acelerada. La definición de presupuestos para el año siguiente y el cierre de proyectos son dos de las principales tareas en las que se vuelcan las empresas durante los últimos meses del año. A ellas se suman, además, los procesos de contratación.

 

El reclutamiento y selección de personal implica una inversión considerable de tiempo y recursos, tanto humanos como financieros. Por tanto, son procesos que influyen directamente en el rendimiento de los empleados y la capacidad productiva de las empresas. 

 

Sin embargo, la productividad no se ve afectada únicamente por la carga laboral que supone el proceso de contratación de personal. Ten en cuenta que hasta que el nuevo empleado no supere la etapa de onboarding y se acostumbre al nuevo puesto, su productividad no estará al máximo. Esto también sobrecarga al resto de sus compañeros. 

 

Apostar por los meses de verano para iniciar las contrataciones, o al menos sus fases iniciales, te ayudará a no sobrecargar a tu equipo en los meses finales del año. Justo cuando necesitan estar al máximo de sus capacidades productivas para centrarse en el cierre de ciclos y proyectar estrategias para el año entrante. 

 

Aprovecha la disminución de la carga laboral durante los meses de julio y agosto para avanzar en tus procesos de reclutamiento y selección. Esto elevará tu eficiencia en los meses siguientes y te dará ventaja con respecto a la competencia, que probablemente siga la tendencia de acumular todo este trabajo para septiembre y octubre.

 

 

Competencia para la contratación en el mercado laboral

Como sabrás, la llamada “guerra” por el talento global ha dado un vuelco a la capacidad de atracción de talento de las empresas. Los candidatos ya tienen un rol mucho más activo en los procesos de selección y tienen acceso a un mayor volumen de oportunidades en el mercado laboral. 

 

Además, la competitividad de las empresas para atraer y retener el mejor talento ha escalado en un contexto marcado por la economía digital y la hiperconexión 24x24. Con lo cual, retrasar procesos y perder uno o dos meses al año implica una pérdida considerable de competitividad. 

 

 

¿Cómo un ATS de reclutamiento puede ayudarte a agilizar tus contrataciones?

Con la llegada del reclutamiento 4.0, los equipos de selección reciben un número de candidaturas que excede sus capacidades para gestionarlas de forma manual. Esta es una de las principales razones por las que un software de reclutamiento y selección es una herramienta imprescindible para la contratación de personal eficiente. 

 

Contar con un ATS de reclutamiento te dará ventaja con respecto a tu competencia, pues te permitirá acelerar los procesos, reducir al mínimo el tiempo de las contrataciones y garantizar el éxito de tus contrataciones. 

 

Además, podrás impulsar tu propia comunidad de talento, automatizar y personalizar las comunicaciones, trabajar con tu equipo de contratación de forma centralizada  y ofrecer la mejor experiencia de candidato. Sin contar que una plataforma de como Viterbit es tan flexible que podrías gestionar todo el proceso de contratación de personal desde la playa 😅

 

 

 

Beatriz Valdés Mariño

Beatriz Valdés es Content Manager en Viterbit, donde crea y diseña las estrategias de contenido de las redes sociales, blogs y newsletter de Viterbit. Cuando no está en la oficina interactuando con nuestra comunidad en línea, disfruta de un paseo por las playas de Cádiz y de un buen café. Contacta con Betty en LinkedIn  o a través de Twitter.